Se encuentra usted aquí

Centenares de niños y niñas marcharon por la #ceroviolencia #100porcientoternura

La catedral de Hinche se convirtió en punto de partida, con una celebración eucarística muy particular en la que los niños y niñas fueron protagonistas, donde también participaron delegaciones evangélicas

El obispo de Hinche se comprometió a “difundir mensajes de ternura”  y el representante de la liga de pastores evangélicos a promover la crianza con ternura.

Las buenas noticias de ternura siguen llegando desde Haití. Cientos de niños y niñas de Hinche en la provincia de Plateau (departamento de Centre) al oriente del país, junto a sus familias, maestros, líderes de iglesias evangélicas y católicas, salieron en el centro de la ciudad para marchar en el marco de la caminata Huellas de Ternura, la movilización que desde junio de 2018 partió de Tijuana (México) y atravesará América Latina y el Caribe para denunciar la violencia contra la niñez proponiendo la cero violencia y cien por ciento ternura.

Vísperas de esta importante movilización se realizó una rueda de prensa en la que las organizaciones socias en figura de monseñor Désinord Jean, obispo de Hinche, Wilfrid Dorestan, gerente de World Vision en la región Plateau Central y Jude Jean, represantante de la Liga de pastores de Haití, se comprometieron aunar esfuerzos juntos por la tierna protección de la niñez.

El obispo de Hinche se comprometió a “difundir mensajes de ternura y animar toda la gente a renunciar a la violencia que es un peligro para el bienestar de la niñez”. Por su parte el pastor Jean “prometió acompañar las iglesias de su red a tomar en cuenta las amenazas en relación con una mala utilización de palabras de la biblia para castigar los niños” en clara alusión a la metodología que World Vision en la región ha hecho a través de sus escuelas de promoción de la ternura.

A las 9.00 horas locales, la catedral de Hinche se convirtió en punto de partida, con una celebración eucarística muy particular en la que los niños y niñas fueron protagonistas y fue oficiada por el propio monseñor Désnord Jean. En esta celebración participaron también representantes de iglesias evangélicas por lo que adquirió un carácter ecuménico.

Terminada la eucaristía, centenares de niños y adultos, tomaron las calles del centro de Hinche, elevaron cometas hechas por ellos mismos, y al son del canto y la alegría entonaron “cero volencia”, “100 por ciento ternura”. Siguieron al parque de Lattes para culminar en la plaza pública de Hinche.

Las actividades en el país continuarán de la mano de World Vision, Fe y Alegría, Liga de pastores evangélicos y la congregación de Juanitas, teniendo una próxima parada Juana Méndez (Ouanamenth) el próximo 14 de noviembre.

El cierre de actividades de Huellas de Ternura se tiene previsto en el Centro de la Esperanza de Hinche el día 17 de noviembre con una actividad artística de globos pintados por los propios niños y una elevada de cometas.