Se encuentra usted aquí

Día internacional de la Tierra

A pesar del desarrollo industrial en el que los últimos años ha avanzado la humanidad, sigue siendo la tierra la mayor fuente de sostenibilidad de los habitantes del planeta. 

Las prácticas y hábitos de la vida cotidiana, a mediados del siglo XX cobraron su factura al medio ambiente con impactos negativos y daños irreversibles en la preservación de nuestro entorno natural. Desde los procesos de industrialización que se dieron en el siglo XIX, la devastación ha sido notable hasta los días en los que nos encontramos.

De ahí que en el año de 1970 y a causa de un derramamiento de petróleo ocurrido un año antes en las costas de Santa Bárbara, California, los activistas ambientales junto con el senador de la época, Gaylord Nelson, realizaron una campaña en pro del medio ambiente que finalmente instituyó en Estados Unidos el Día de la Tierra.

20 años después, en la cumbre de las Naciones Unidas sostenida en Brasil en 1992, se instituyó, son la aprobación de más de 100 países participantes, el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra.

Sin menoscabar la institucionalidad que se le ha dado a este día, es un buen momento para hacer reflexiones sobre nuestro comportamiento con la Madre Tierra, hacer un ajuste en nuestro consumismo diario de los recursos no renovables como el agua, agua que podemos emplear mejor al usar la ducha, lavarnos los dientes o lavar  nuestro auto; sobre la botella de soda o agua que adquirimos diariamente, o el vaso desechable de café en las mañanas, sin que nos percatemos mucho de ello puede afectar la estabilidad y existencia de nuestra Tierra.

A propósito de este día CNN publicó un listado de datos sobre la salud de nuestro planeta.

Las mejores intenciones y acciones son guiadas por el conocimiento, por eso aquí hay algunos datos que debes conocer sobre la salud de nuestro planeta.

1.- En 2010 se dio a conocer que en Estados Unidos se producen menos de cinco toneladas de basura diarias por persona. Esto podría no impresionarte, pero si lo multiplicamos por 365 días sería igual a 1.617 toneladas por cada habitante en un año.
 
2.- Las ocho ciudades más contaminadas se encuentran en California, EE.UU., seguidas de Houston, en Texas, y Charlotte, en Carolina del Norte es una de las que comienza a acercarse a estos niveles.
 
3.- La Tierra está cubierta en un 70% por agua, pero solo el 2,5% es potencialmente útil para consumo humano. Y la mayor parte de esta fracción se encuentra concentrada en los polos.
 
4.- Sin duda, el líquido representa uno de los tesoros más preciados para nosotros y lo utilizamos en exceso. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., en promedio son necesarios 300 galones de agua diarios por casa en ese país. Mientras que más de 750 millones de personas (alrededor del 10% de la población mundial) no tienen el acceso adecuado a este líquido, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
 
5.- En promedio, el 30% del agua utilizada para consumo humano se destina al riego de exteriores en zonas residenciales e industriales. Y el 50% de ella se evapora si se realiza durante la temporada de altas temperaturas.
 
6.- La Asociación Internacional de Agua Embotellada (IBWA, por sus siglas en inglés) estimó que en los 10 principales mercados globales, los humanos consumimos más de 61 mil millones de galones de agua embotellada —un galón equivale a 3,7 litros—. Cabe considerar que tan solo el plástico utilizado para sostener las latas de los six-pack se desintegra en 450 años, ahora pensemos cuánto tiempo le tomará a una botella de plástico.
 
7.- Una buena noticia es que el papel, a pesar de ser uno de los materiales mayormente desperdiciados, también se ha convertido en uno de los más reciclados.
 
8.- En 2009, China se convirtió en el mayor productor de emisiones de carbono a nivel mundial, seguido de Estados Unidos. México se encuentra en el lugar 13 del listado, según el Banco Mundial.
 
9.- Indonesia y México encabezan a los países con mayor número de mamíferos en peligro de extinción, según datos de 2012 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación.
 
10.- México, en lo que corresponde a especies marinas amenazadas, ocupa el cuarto lugar en ejemplares en riesgo, después de países como Estados Unidos y Tanzania, según estadísticas del 2012 del Banco Mundial.