Se encuentra usted aquí

La era de la colaboración, un desafío para Fe y Alegría como movimiento global.

Del 14 al 18 de octubre se llevó  a cabo la reunión de Directores Nacionales y el encuentro  de líderes de las iniciativas de la Federación Internacional de Fe y Alegría en San Salvador, El Salvador.

Durante el encuentro los participantes trabajaron reflexionando sobre el modelo de educación popular en los nuevos contextos mundiales y los retos que como movimiento tenemos para potenciar el modelo de trabajo federativo.Y estos retos pasan por dar una mirada holística a la educación popular, donde debemos evaluar la transformación en nuestras prácticas educativas para lograr transformar personas, comunidades y sociedades. 

Al evento también fue invitado el Dr Jose Bento da Silva, profesor asistente del Warwick Business School de Inglaterra, quien presentó los resultados de una investigación cualitativa sobre los mecanismos de gobierno, modelo de liderazgo y estrategia en la que se quería comprender el potencial de Fe y Alegría  para operar más como red, según el llamado de la Compañía de Jesús para que sus organizaciones internacionales adopten la “red” como la manera de proceder propia de los nuevos contextos en el siglo XXI. 

El análisis de los datos de esta investigación reveló inconsistencias en la comprensión de lo que es una red  y más bien existe la posibilidad de que Fe y Alegría esté tratando de implementar lo que se conoce como una forma "metanacional" de organización en lugar de una red. En este caso, una estructura 'metanacional', los nodos (oficinas nacionales) ganan relevancia en función del conocimiento específico que aportan a la organización.

Independiente del modelo que se decida plantear, los desafíos siguen latentes: fortalecer nuestra comunicación, trabajar en los elementos que nos unen, entendernos como un movimiento intercultural y con una evidente necesidad de empoderar nuevos  liderazgos donde el componente intergeneracional tiene un papel clave. En una era donde lo local debe trascender a lo global (glocal), desde la colaboración, este discernimiento debe tener un lugar privilegiado en nuestras decisiones como movimiento. 

A este encuentro asistieron los directores nacionales de 21 oficinas nacionales y representantes de Kenia, Camboya, Guinea y Guyana que son países con los que se está trabajando para oficializar el trabajo de Fe y Alegría  en sus territorios. Igualmente 14 líderes de las 17 iniciativas federativas compartieron los avances y retos de las mismas. 

Además de las reuniones y espacios de discernimiento, los asistentes visitaron el Centro de Formación Profesional Fe y Alegría de Soyapango que ofrece diferentes especialidades para  promover la inserción al mercado laboral de jóvenes y adultos. De igual forma, conocieron  la Catedral de San Salvador  donde reposa la cripta de Monseñor Romero y la capilla de los Mártires en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA). 

Los días 19 y 20 de octubre se realizaron el Consejo de Directores y la reunión de Junta Directiva respectivamente, espacios donde se siguió analizando  los retos y acciones para potenciar a Fe y Alegría como un movimiento global de educación popular.