Se encuentra usted aquí

Las nuevas masculinidades toman mucha más vigencia en Fe y Alegría

La Federación Internacional Fe y Alegría a través de la Iniciativa de Género, participó en el VII Coloquio Internacional de Masculinidades y Estudios en Salud  realizado en San José de Costa Rica del 29 de julio al 1 de agosto. La investigación, presentada por Jesús Castellón Pérez en el foro  “Masculinidades, Educación, Infancia y Juventud”, fue “Las identidades de género de niñas y niños de Fe y Alegría Bolivia, República Dominicana y Nicaragua” de la propuesta del Convenio de educación transformadora. La investigación fue seleccionada por el comité organizador entre más de 200 solicitudes y se presentó en el “Foro latinoamericano de masculinidades en adolescencia y juventud” frente a ocho instituciones dedicadas a la promoción de la igualdad de género.

 

La trascendencia de esta investigación radica en que es pionera en el tema en el ámbito de la educación formal y que sus resultados confirman la construcción del mandato de la masculinidad hegemónica desde temprana edad, que enseña a los niños a des-identificarse con dos figuras concebidas como inferiores: el ser “niño” y el ser “mujer”.

 

Como Fe y Alegría asumimos el desafío de aportar a la construcción de un modelo de persona que se afirma en los principios de igualdad, justicia, paz y respeto.

 

En el VII coloquio de Masculinidades y Estudios de Hombres tuvimos la oportunidad de escucharnos entre hombres, visualizamos la necesidad de hacer alianzas entre hombres y con los movimientos feministas de mujeres, fue un espacio de producción de conocimientos que ayudará a construir una nueva sociedad basada en la ética del cuido, donde todos y todas podamos cuidarnos, que nos permita avanzar a relaciones justas equitativas, igualitarias, solidarias que venzan las relaciones machistas patriarcales. Todo esto va acorde con el plan de Prioridades Federativas. Reflexionamos sobre las causas que originan las situaciones de injusticia. Nos comunicamos con la sociedad y la sensibilizamos, incidiendo ante instancias nacionales e internacionales desde el convencimiento de que es responsabilidad de todos y todas la creación de nuevas estructuras que hagan posible un mundo más humanizado en el que se reduzca las brechas de desigualdad e inequidad.

 

Como reto para el futuro queremos lograr el involucramiento de los hombres en el cuidado integral que permita una sociedad que trascienda hacia una sociedad sensible que busque el bienestar común y en armonía entre hombres y mujeres, el medio ambiente, estableciendo relaciones basadas en el respeto mutuo, el cuidado compartido con relaciones igualitarias, equitativas, con justicia social, sin violencias ni discriminación de ningún tipo.