Síguenos:

Seleccionar País:

Nuestras Propuestas

La Educación Popular es nuestro  camino

 

Una propuesta pedagógica, ética, política y epistemológica que orienta toda nuestra acción educativa con una intencionalidad de transformación personal y social.

Desarrollamos procesos socio-educativos de calidad con, desde y  para las comunidades, que incluyen la diversidad y promueven una ciudadanía comprometida con la justicia.

Educaciónpopular

Calidad de la Educación

Los sectores más desfavorecidos de nuestro país requieren de procesos educativos que les permita generar competencias que favorezcan su vida en plenitud y en libertad, como sujetos convertidos en los principales actores de su desarrollo personal y familiar.  Para que esto ocurra, es importante que la educación que reciben esté en permanente cuestionamiento y reflexión constructiva y colectiva, en respuesta a los cambios constantes del contexto y a los desafíos que este plantea, a manera de convertirse en respuesta transformadora de las realidades de desigualdad e injusticia que lamentablemente subsisten en nuestra sociedad.

Frente a esto, Fe y Alegría Honduras propone la búsqueda constante de mejorar la Calidad de la Educación Popular, fundamentada en procesos permanentes de evaluación, reflexión y planificación de acciones de mejora en cada una de sus Coordinaciones y Centros Educativos, sean estos propios y asociados, a manera de instalarse en una cultura de mejora que favorezca la implementación de procesos educativos transformadores para los sectores más desfavorecidos de nuestro país.  Entendemos la calidad en la educación más allá del acabado de un producto, y nos la planteamos como procesos de mejora que orientan nuestro caminar hacia el sueño de hombres y mujeres transformados y siendo sujetos promotores de la transformación social, en trabajo constante para un día lograr una sociedad hondureña donde la inclusión, la participación y la vida digna sean una realidad para la gran mayoría de nuestros pobladores y pobladoras.

Formación y Acompañamiento

Los escenarios actuales de desigualdad e injusticia social, lamentablemente, en lugar de disminuir se acrecientan.  Cada vez es más grande la brecha que existe entre los sectores empobrecidos, que crecen a borbotones, ante los cada vez más pocos grupos que se enriquecen a costa de cercenar de tajo las posibilidades de vida digna para todas y todos los que habitamos este hermoso país.

Entendemos en Fe y Alegría Honduras que para cambiar estos escenarios no hace falta suplir en la acción transformadora a los hombres y las mujeres víctimas de este sistema social, político y económico promotor de desigualdades e injusticias.  Comprendemos que se trata de formarlos y acompañarlos para que se empoderen en la acción transformadora, que debe surgir desde sus propias realidades, en respuesta a sus necesidades, tanto personales como comunitarias.

Estamos convencidos que nuestro proceder debe orientarse en formar para transformar y en acompañar para empoderar.  Y que, en estas apuestas, nuestra misión es contribuir en generar las condiciones necesarias para que estos sectores con los que hemos decidido caminar, adquieran competencias humanas para la vida y para el trabajo, pero también para el ejercicio de una ciudadanía beligerante y comprometida con la transformación social y la búsqueda del bien común.

Formación para el Trabajo

En los últimos años, en Honduras, las posibilidades de acceso al trabajo han ido en disminución para la inmensa mayoría de la población; informes tanto oficiales como de organismos de cooperación indican que 7 de cada 10 hondureños y hondureñas en edad para el trabajo no tienen posibilidades de acceso al mismo.  En el sector comercial y empresarial de nuestro país, acceder a un trabajo es una misión casi imposible para la inmensa mayoría, y aquellos que logran ubicarse en una plaza laboral, en un buen porcentaje lo consigue sin ser beneficiarios y beneficiarias de los derechos laborales establecidos en el código de trabajo vigente.

Fe y Alegría inició su caminar en Honduras con la apuesta de ofrecer, sobre todo a las juventudes, procesos de formación que generan en ellas y ellos las competencias necesarias para el trabajo, entendiendo que estas pueden ser para el empleo en una empresa o para el autoempleo mediante el desarrollo de micro emprendimientos.  Desde nuestros inicios en este bello país, nos vimos y seguimos viendo como un movimiento que facilita a las juventudes espacios formativos integrales para el trabajo, desarrollando competencias humanas y técnicas, para el empleo y el autoempleo, a manera de ser una respuesta ante el escenario desolador de las pocas oportunidades para el trabajo que hay.

Le apostamos a la generación de ambientes propicios para el empleo y autoempleo digno para nuestras juventudes, y desde allí también nos preocupamos por entrelazar nuestros sueños con instituciones públicas y privadas que de alguna manera comparten nuestros ideales y apuestas.  Creemos que es posible ser promotores de fe y alegría en la inmensa mayoría de nuestras juventudes, que yace en el barrio y la colonia sin esperanza y sin opciones, pero con el deseo permanente de encontrar una oportunidad que le forme para el trabajo y para la vida en plenitud.

Somos coherentes con nuestro carisma original, audaces y creativos, para proyectar nuevos emprendimientos socio-educativos en fronteras de mayor exclusión.

Adaptarnos a nuevos contextos y culturas de países y continentes en los que aún no estamos presentes, especialmente en África.

Nuevasfronteras

Migrantes

Los sectores más desfavorecidos de nuestro país requieren de procesos educativos que les permita generar competencias que favorezcan su vida en plenitud y en libertad, como sujetos convertidos en los principales actores de su desarrollo personal y familiar.  Para que esto ocurra, es importante que la educación que reciben esté en permanente cuestionamiento y reflexión constructiva y colectiva, en respuesta a los cambios constantes del contexto y a los desafíos que este plantea, a manera de convertirse en respuesta transformadora de las realidades de desigualdad e injusticia que lamentablemente subsisten en nuestra sociedad.

Frente a esto, Fe y Alegría Honduras propone la búsqueda constante de mejorar la Calidad de la Educación Popular, fundamentada en procesos permanentes de evaluación, reflexión y planificación de acciones de mejora en cada una de sus Coordinaciones y Centros Educativos, sean estos propios y asociados, a manera de instalarse en una cultura de mejora que favorezca la implementación de procesos educativos transformadores para los sectores más desfavorecidos de nuestro país.  Entendemos la calidad en la educación más allá del acabado de un producto, y nos la planteamos como procesos de mejora que orientan nuestro caminar hacia el sueño de hombres y mujeres transformados y siendo sujetos promotores de la transformación social, en trabajo constante para un día lograr una sociedad hondureña donde la inclusión, la participación y la vida digna sean una realidad para la gran mayoría de nuestros pobladores y pobladoras.

Juventudes

Honduras es un país donde la mayoría de su población es joven; Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) 6 de cada 10 hondureños y hondureñas son jóvenes.  Paradójicamente, la inmensa mayoría de este sector poblacional sobrevive en nuestro país sin oportunidades educación y de empleo, y siendo víctimas de las políticas económicas y sociales, son perseguidos y estigmatizados, terminando muchos muy pronto sus vidas, en la cárcel o en el cementerio.  

En Fe y Alegría Honduras creemos en las juventudes como sujetos capaces de reorientar el camino que lleva nuestra sociedad, y desde allí le apostamos a fortalecerles como hombres y mujeres con consciencia y pensamiento crítico.  Queremos contribuir en la generación de escenarios que posibiliten se organicen y se movilicen para demandar el cumplimiento de sus derechos y la generación de oportunidades de vida plena para cada joven que habita en nuestro territorio.

La movilización juvenil organizada es nuestra apuesta.  Y para lograrla hacemos esfuerzos para construir los caminos desde, con y para las juventudes, fundamentándonos en nuestro principio básico de acompañar para empoderarles y en nuestro sueño de una Honduras incluyente que favorezca las oportunidades de una vida digna para todas y todos.

Pueblos Originarios y Afrohondureños

Honduras es un país multiétnico y pluricultural, donde conviven a lo largo y ancho de nuestro territorio pueblos originarios como el Lenca, Tolupán, Chortí, Tawahka, Misquito, Pech, Nahua, Chorotega y el pueblo Afrohondureño Garífuna.  Estos pueblos, a lo largo de nuestra historia y en la actualidad han sido y siguen siendo víctimas de un modelo que les expropia su territorio; minimiza su lengua y tradición ancestral; y les orilla a invisibilizarse, con la consecuente pérdida de su identidad y cultura.

En Fe y Alegría Honduras le apostamos al fortalecimiento de la identidad, la cultura y la historia de estos pueblos, mediante procesos de formación y acompañamiento que revitalicen la defensa ancestral de su territorialidad, desde un modelo educativo que, siendo pertinente a su cosmovisión y desde el diálogo, les consolide como hombres y mujeres con arraigo a su cultura y a su pueblo.  Soñamos con recuperar lenguas y culturas en peligro de extinción, como la del pueblo Tolupán; y en potenciar aquellas que se ven amenazadas por el fenómeno globalizante del mundo actual, y así procurar que éste, que llega tan fácil, tan fuerte y tan prometedor a nuestras comunidades, no tenga una autopista libre a la aculturación.

En la escuela vemos el medio apropiado para cerrar paso a la aculturación, a partir de la implementación de un modelo de educación intercultural bilingüe que, en relación abierta y profunda con la comunidad, favorezca el ser y la cosmovisión de nuestros pueblos originarios y afrodescendientes.  Y en esos espacios, tanto educativos como comunitarios, nos pensamos caminando junto a ellos y ellas, como sus compañeros y compañeras en el camino hacia el fortalecimiento de su propia espiritualidad, identidad y cultura.

Víctimas de violencia

La violencia es un fenómeno que en la última década se ha enraizado en las entrañas más profundas de nuestra historia y cultura hondureña.  De hecho, en los últimos 4 años hemos pasado a ocupar el deshonroso reconocimiento de contar con dos de nuestras principales ciudades (Tegucigalpa y San Pedro Sula) en los primeros lugares de las ciudades más violentas del mundo.  

En esta espiral de violencia, las víctimas, como siempre, son los sectores más vulnerables de una estructura social débil y promotora de escenarios violentos.  Es así como las niñas, las y los jóvenes y las mujeres son sectores que en los últimos dos años han visto como los niveles de agresión física y sexual, hasta el asesinato se ha incrementado al mismo tiempo que la impunidad en la que queda cada hecho violento en nuestro país.

En Fe y Alegría creemos que es importante generar escenarios que favorezcan la cultura de paz para hacer frente a la cultura de violencia.  Atendiendo y acompañando a las víctimas, creyendo que esto es posible en la medida que se promueva la práctica de justicia restaurativa a las víctimas, generando además procesos de acompañamiento psicosocial que posibilite la resiliencia y abone en la dignificación de su ser como personas; pero también proponiendo la creación de escenarios adecuados que no les revictimicen y que por el contrario les reciban, respetando y defendiendo su derecho a la dignidad y a la vida en plenitud.

En Fe y Alegría entendemos por SOSTENIBILIDAD como la Capacidad de sostener en el tiempo los procesos y cambios generados. Buscamos la sostenibilidad de los procesos que son impulsados desde Fe y Alegría.

 

Para ello, trabajamos en tres dimensiones de la sostenibilidad:

Sostenibilidad

Sostenibilidad Social

  • Nuestros Participantes: valoren y se identifiquen con nuestra propuesta.
  • Los Financiadores: confíen en Fe y Alegría
  • La Sociedad civil: nos conozcan y nos reconozcan como un actor social a favor del bien público.
  • El Estado: nos vea y nos conozca como un aliado para garantizar el derecho a la Educación y reconozca el mérito institucional.

Sostenibilidad programática

Garantizando: 

  • La Calidad: haciendo el bien y haciéndolo bien.
  • La Pertinencia del servicio: haciendo lo que las personas o las comunidades necesitan y demandan.
  • La Inserción del servicio: acompañando donde otros no llegan

Sostenibilidad Económica

Recursos: 

  • Económicos
  • Humanos
  • Patrimoniales
  • Valores intangibles
  • Alianzas estratégicas

Trabajando por una gestión y administración eficiente, fiable y ágil.

Incidir en las políticas públicas, promover el ejercicio político en la defensa del derecho a la educación como bien público a través de iniciativas propias de acción pública e iniciativas más amplias junto a otros actores.

Promoviendo espacios y estrategias de comunicación, para construir nuevas identidades, impulsar cambios culturales y la elaboración de nuevas narrativas que contribuyan a la transformación social.

Acción Pública

Redes y Alianzas

Parafraseando a nuestro fundador se podría afirmar que el motor de Fe y Alegría en este más de  medio siglo de historia ha sido y es, su capacidad de construir estrategias para realizar sueños.  Es un caminar donde se pone a prueba permanentemente la “creatividad esforzada y apostólica” (P  Vélaz) como requisito para “impulsar el cambio social”.

Buscando la coordinación de actores privados e institucionales para facilitar la consecución de los  fines propuestos generando nuevas formas de actuar facilitando las sinergias entre ambas partes.

Comunicación

Nos centramos en la ejecución de un plan de comunicación on – line para incluir nuevas narrativas,  estructuras de gestión, medios de comunicación on line, recursos (técnicos y económicos) y  personas necesarias para dar el impulso a la comunicación.

Plataformas territoriales

A través de las Plataformas en cada uno de los territorios tenemos una presencia cercana con las  comunidades sobre las que incidimos, especialmente en los ámbitos educativos.

Relaciones institucionales

Fe y Alegría desarrolla su actividad en permanente relación con diversos actores privados e  institucionales, por ello dedica un especial esfuerzo al mantenimiento y desarrollo de las relaciones  institucionales.

©2021 Todos los derechos reservados