Síguenos:

Seleccionar País:

Nuestra Identidad

Somos un “Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social”

Nuestra acción se dirige a sectores empobrecidos y excluidos para potenciar su desarrollo personal y participación social.

Somos una institución que es capaz de transmitir a sus miembros no solo mística de servicio sino también continua creatividad. Estamos comprometidos a que los estudios que los niños y jóvenes realicen, se conviertan lo nuestros niños, jóvenes y adultos se convierta más pronto y mejor posible en personas de bien y agentes del cambio social.

La fuerza de Fe y Alegría es nuestra gente: Los estratos de la población empobrecida y excluida.  Somos una obra educativa de la compañía de Jesús, de la iglesia Católica.

Nacimos en Venezuela hace 65 años, y en la actualidad estamos presentes en 22 países de América Latina, África y Europa.

En Honduras tenemos 20 años trabajando con niños, jóvenes y adultos. Trabajamos con escuelas asociadas, líderes comunitarios y pueblos originarios.  Estamos comprometidos en construir una sociedad más justa que posibilite el desarrollo para las comunidades

Misión

Fe y Alegría es un Movimiento Internacional de Educación Popular y Promoción Social que impulsa desde, con y para las comunidades en las que trabaja, procesos educativos integrales, inclusivos y de calidad, comprometiéndose en la transformación de las personas para construir sistemas sociales justos y democráticos. 

Visión

Ser una Institución referente de la Educación Popular que mediante procesos socio educativos sostenibles, promueve la promoción de las personas y la incidencia en políticas públicas en favor de los más excluidos. 

Principios orientadores

De la chispa al incendio nace Fe y Alegría

Fe y Alegría nació en Venezuela, fue fundada por el sacerdote jesuita José María Vélaz. El 5 de marzo de 1955 se abrieron las puertas de la primera escuela en un barrio de Caracas, gracias a la generosidad de Abraham Reyes, un humilde albañil que junto a su esposa Patricia, cedió su propia vivienda para acoger a los niños de la zona. Así nació Fe y Alegría: en una casa regalada con 100 niños sentados en bloques sobre el suelo.

Luego de extenderse exitosamente por Venezuela, la idea fue germinando en otros países de Latinoamérica donde Fe y Alegría se ha convertido en un aliado estratégico de los Estados en materia de educación pública.

Conoce más detalles de Nuestra Historia

©2021 Todos los derechos reservados