Síguenos:

Seleccionar País:

CARTA DEL PADRE PIEDRA NUEVO AÑO ESCOLAR

El movimiento Fe y Alegría inicio  regreso a la escuela este 3 de Octubre para atender a   sectores más necesitados en 19 estados del país a través de una red de 177 centros educativos, en los cuales se atienden a más de 106.000 estudiantes.

En los centros educativos  se ofrece  Educación Preescolar, Básica y Media Técnica, con mayor énfasis en especialidades agropecuarias, comerciales, industriales entre otras de orientación profesional, en zonas urbanas, suburbanas, rurales e indígenas.

La organización  efectuó un retorno seguro a las escuelas  creando condiciones necesarias de bioseguridad “para proteger tanto los estudiantes como los docentes, y que las familias sientan esa seguridad de mandar a sus hijos a la escuela”.

En ese sentido El Padre Manuel Aristorena director nacional del Fe y Alegría Venezuela escribió una carta dirigida a la comunidad educativa del Movimiento.

Al referirse  al año escolar 2021-2022  expresó: Quiero agradecer a  todo el personal, que se olvidó de sus propios problemas y se entregó con pasión a transformar corazones y hacer que sus alumnos reconocieran su propia valía y adquirieran competencias para la vida. Fuimos esperanza y sembramos esperanza. Porque con nuestros hechos demostramos que creemos que otra educación, otro país y otro mundo mejores son posibles.

El director nacional de Fe y Alegría admite que no es fácil ofrecer educación de calidad en estos tiempos   y   señalo:   Seguimos insistiendo que el Estado   asuma su responsabilidad de justicia con los trabajadores de la educación. Pero cada vez es más evidente que tienen que ser las familias de la propia escuela las que deben cuidar y velar por los salarios del personal.

El maestro no puede vivir sólo de mística. Por eso estamos tratando de motivar a las familias para que asuman la atención a este problema que es de vida o muerte, porque sin maestros no hay escuela.

Tenemos que ser maestros de humanidad que trasformamos corazones haciendo patente nuestra humanidad comprometida, que trata a los alumnos y a quien se nos acerca con respeto, dando cercanía y respuesta cálida y oportuna.

Queridos compañeros, vale la pena seguir educando, seguir comunicando buenas nuevas. Estoy seguro que seguiremos viendo oportunidades en las carencias y dificultades y que en este nuevo curso iremos construyendo la educación que hoy necesita nuestra bella gente

©2023 Todos los derechos reservados