Síguenos:

Seleccionar País:

Urge regresar a las escuelas con garantías sanitarias: reto del año 2021-2022

Con la finalidad de generar un análisis en torno al cierre del año escolar 2021-2022 y exponer los desafíos para el nuevo periodo, el Movimiento Fe y Alegría Venezuela organizó un foro virtual la mañana de este viernes en el que participaron diversos actores relacionados al sector educativo nacional e internacional.

 

En sus palabras de bienvenida, el sacerdote jesuita Manual Aristorena, Director Nacional de Fe y Alegría Venezuela, destacó las perspectivas que se plantean para el próximo año escolar 2021-2022. Una de ellas es la necesidad de establecer mejores condiciones, “los alumnos no pueden esperar más para formarse en la presencialidad, desarrollando diversas estrategias pero bajo el sistema presencial”.

El padre Aristorena resaltó el derecho fundamental a una educación de calidad en Venezuela; a su juicio, “no podemos conformarnos, debemos convencernos que tenemos derecho a una educación de calidad y para ello, toda la sociedad en su conjunto, Estado, gremios, instituciones educativas, familia y alumnos, cada uno desde nuestra responsabilidad, debemos esforzarnos en satisfacer ese derecho y exigirlo para que sea posible”.

Educación de calidad, tarea de todos

Seguidamente, Henry Renna, coordinador del Clúster Nacional de Educación expresó que en estos tiempos de desafíos enormes y de alta complejidad, la principal lección es pensar la educación como bien común; “eso no implica limitar la responsabilidad del Estado como primer garante del derecho a la educación, sino comprender que la situación que atravesamos requiere de una corresponsabilidad de todos los actores de la educación”.

En un estudio que se titula “Regreso a Clases Presenciales”, Henry Renna, especialista en educación autogestionaria sugirió que, si se logran combinar políticas en materia de fortalecimiento de las capacidades de enseñanza en un contexto nuevo, desarrollar acciones de bienestar para los alumnos en materia de alimentación escolar y maximizar el tiempo de contacto, “es posible que disminuyamos la pérdida de aprendizaje provocada por la pandemia”.

“Esto nos lleva a comprender que es una tarea de todos, una solución colectiva; tenemos una misión imperiosa de garantizar el derecho a la educación para que esta crisis de aprendizaje y de acceso no devenga en una catástrofe generacional”, afirmó Renna.

¿Hubo realmente año escolar?

 

En su intervención, Olga Ramos, integrante de la Asamblea de Educación, expresó la complejidad que genera establecer un balance de cómo terminó el año escolar 2020-2021, con la falta de información oficial y extraoficial del sistema educativo en Venezuela, por citar solo un ejemplo. Al mismo tiempo, la investigadora se preguntó, ¿Hubo realmente año escolar? ¿Cuántos niños tuvieron experiencias efectivas de aprendizaje? ¿Las certificaciones obtenidas por los alumnos responden a la formación obtenida?

A criterio de Ramos, para saber si hubo aprendizaje, para pretender ampliar las actividades presenciales y para garantizar las condiciones básicas necesarias para retornar a las aulas, es necesario evaluar, diseñar políticas educativas e invertir en una educación de calidad.

Urge regreso a las aulas

 

Entretanto, Fausto Romeo, presidente de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep), precisó que el año escolar 2020-2021 marcó un hito en las historia de Venezuela, pues es primera vez que se cursa a distancia. “Diversos factores no permitieron culminar con éxito, entre ellos, las constantes fallas eléctricas, el deficiente servicio de internet y la falta de formación tecnológica para los docentes”.

Romeo enfatizó que para el próximo año escolar se hace necesaria la presencialidad, quizá no como en años anteriores pero cumpliendo las medidas de protección, bajo un protocolo descentralizado, diseñado por el cuerpo directivo de cada escuela, que sean presentados al comité de padres y representantes. “Un protocolo progresivo, escalonado, ajustado a las características de cada grado, pues no es lo mismo un protocolo para primaria que para bachillerato”.

 

El presidente de la Andiep destacó la creación de un proyecto educativo, aunque exista un currículo diseñado por el Ministerio de Educación, la tarea es ir pensando en un cambio curricular, “el país así lo reclama”.

Educación en emergencia antes de la pandemia

 

Posteriormente, Luisa Pernalete, coordinadora de Educación para la Paz de Fe y Alegría puntualizó que el año escolar que culminó fue sumamente difícil, y es que, “cuando comenzó la pandemia ya la educación estaba en emergencia”. Comentó que, a pesar de las dificultades, el monitoreo permanente, saber qué estamos haciendo sin esconder los problemas, permitió apuntalar los aciertos y resolver los desaciertos.

“Los retos del nuevo año escolar es la evaluación permanente, seguir apoyando al personal para que obtenga una remuneración digna, recordemos que sin maestros no tenemos educación ni presencial ni a distancia, y sin educación no hay país”, finalizó Pernalete.

2020-2021 cerró con balance negativo

Para culminar el ciclo de panelistas, Lila Vega, coordinadora de la Red de Madres, Padres y Representantes, expuso que el año escolar 2021-2021 ha sido nefasto. “Los niños perdieron el año escolar, perdieron lo que no habían logrado consolidar en años anteriores, el balance es negativo”.

Vega destacó que la pandemia ha tenido por efecto una pérdida de aprendizaje, mucho de lo que se aprendió se perdió porque no se pudo consolidar. “La escuela es un espacio donde se garantiza lo que no se encuentra en la casa, cuando el niño no va a la escuela está desamparado, porque en la escuela hay profesionales capaces de identificar las problemáticas y están en la facultad de activar mecanismos de apoyo y acompañamiento”.

 

Concluyó que el balance es negativo y ponerle fin es el reto que comprende dos naturalezas, un reto pedagógico que implica la evaluación permanente y cómo avanzar en los primeros meses de retorno a las escuelas, “será distinto para cada aula, para cada niño, de acuerdo a los recursos disponibles”, concluyó.

María Eugenia Rondón

Comunicaciones – Fe y Alegría Venezuela

A continuación la transmisión completa del foro virtual.

©2021 Todos los derechos reservados