Síguenos:

Seleccionar País:

Nuestra Identidad

Somos un Movimiento Internacional de Educación Popular Integral y Promoción Social, dirigido a sectores empobrecidos y excluidos de la sociedad, para potenciar su desarrollo personal y participación socialOfrecemos educación pública, gratuita y de calidad a niños, niñas y jóvenes de áreas urbano-marginales y rurales, contribuyendo al desarrollo social y humano de las comunidades más necesitadas, sirviendo a la educación nacional gracias a los fondos públicos del Estado y a los aportes de la cooperación internacional y nacional. 

 

Formamos hombres y mujeres nuevos, conscientes de sus potencialidades y de la realidad que los rodea, abiertos a la trascendencia, agentes de cambio y protagonistas de su propio desarrollo.

MISIÓN

 

Fe y Alegría es un Movimiento Internacional de Educación Popular y Promoción Social que impulsa desde, con y para las comunidades en las que trabaja, procesos educativos integrales, inclusivos y de calidad, comprometiéndose en la transformación de las personas para construir sistemas sociales justos y democráticos.

VISIÓN

 

Fe y Alegría es un referente de la educación popular integral, inclusiva y de calidad, que trabaja en las fronteras de mayor exclusión, incide en políticas nacionales e internacionales, es sostenible y desarrolla, junto a las comunidades, propuestas que aportan a la construcción de sociedades equitativas, solidarias, libres de violencia y respetuosas de la diversidad, donde las personas viven dignamente.

VALORES

Con nuestra acción humanizadora, estamos comunicando valores permanentemente, en un proceso de diálogo con el mundo al que servimos cuyos valores se constituyen en el punto de partida de nuestro servicio.

Fe y Alegría nace en Caracas, Venezuela en 1955 cuando el sacerdote jesuita José María Vélaz visitó los barrios periféricos junto a un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de Andrés Bello, para sensibilizarse a través de la vivencia personal con las poblaciones más vulnerables. Al acercarse a la gente, sintieron la tragedia de la marginación y se comprometieron con la comunidad para que aumentara su calidad de vida. También el obrero Abraham Reyes y su esposa Patricia García de Reyes representan un ícono de solidaridad y entrega en los inicios de este Movimiento, al regalar un local de la casa que construyeron con sus ahorros de siete años. Este espacio que fue utilizado como la primera escuela de Fe y Alegría, en donde se atendieron a más de 100 alumnos. 

 

Fe y Alegría surge entonces, como fruto de la inquietud y visión de su fundador, la generosidad de un obrero y su esposa, la determinación de los universitarios, el compromiso comunitario y la colaboración de personas y organizaciones que apoyaron ante las adversidades para concretar esta obra que se centra en la educación como la mayor fuerza transformadora de las sociedades.

La expansión de Fe y Alegría es la respuesta ante situaciones de pobreza y marginación. La semilla del Movimiento se fue expandiendo por toda Latinoamérica con un solo deseo: hacer que los más pobres tengan una opción para superar su situación y procurar una sociedad más humana.

 

Fe y Alegría llega a Guatemala en 1976, coincidiendo con el terremoto devastador que evidenció las necesidades sociales del país, especialmente en las áreas marginales y rurales. En abril de ese año, las hermanas mercedarias Blanca Montalbo y Mercedes Rodríguez junto a los sacerdotes jesuitas Nicolás Alvarenga y Jorge Toruño, instalaron el primer centro educativo en un local prestado por la Parroquia franciscana Santa María Magdalena; ubicado en una de las áreas marginales de la ciudad denominada La Limonada, ubicada en la zona 1 de la Ciudad Capital.

 

Desde sus inicios, Fe y Alegría Guatemala estableció relaciones con el Estado guatemalteco, quien desde entonces ha sido un aliado estratégico que contribuye al sostenimiento de los centros educativos en la figura de convenios de subvención anuales.

  • 1976

     Fundación de Fe y Alegría Guatemala.

  • 1976-1982

    Creación de los primeros cinco centros educativos. 

  • 1983

     Inicio de la educación en el área rural y educación bilingüe.

  • 2001

    Congreso Internacional de Fe y Alegría Guatemala

  • 2003

     Se implementa el proyecto curricular de Fe y Alegría.  Inicio de la propuesta informática educativa.

  • 2004

    Inicio del proceso de Cogestión en cada centro educativo (Asociaciones Educativas de Padres y Madres de Familia).

  • 2009

    Reactivación de Fe y Alegría. Certificación de los Proyectos Educativos Institucionales –PEI- en 47 centros educativos. Formación sistemática a padres y madres de familia.

  • 2010

     Proceso de Regionalización. Propuesta de Educación Técnica y en Tecnología. Definición del modelo educativo

  • 2011

    Implementación de la metodología didáctica PLENITUD. La implementación del plan nacional de Acción Pública.  Apertura de 3 centros educativos, reapertura de un centro educativo y ampliación de 12 secciones en los niveles de Básico y Diversificado. 

  • 2012

    Surge la Política de Género, el Programa de Educación Técnica y la Sistematización de Educación Intercultural Bilingüe. Consolidación del Programa Escuelas Saludables.  Subvención de Fe y Alegría integrada al Presupuesto Anual del Estado 2012. Consolidada la  Coordinadora Nacional de APAMCE.

  • 2016

    Aprobación de la Ley para la Subvención Educativa en Áreas Marginales y Rurales a través de la Fundación Educativa Fe y Alegría.  A este decreto le corresponde el número 5-2016. Con esta aprobación se garantiza la subvención a FyA y sus incrementos en base a la cobertura de matrícula.

  • 2019

    Firma del primer convenio de subvención económica del Programa de Alimentación Escolar según Decreto 16-2017.

Fe y Alegría nace en Caracas, Venezuela en 1955 cuando el sacerdote jesuita José María Vélaz visitó los barrios periféricos junto a un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de Andrés Bello, para sensibilizarse a través de la vivencia personal con las poblaciones más vulnerables. Al acercarse a la gente, sintieron la tragedia de la marginación y se comprometieron con la comunidad para que aumentara su calidad de vida. También el obrero Abraham Reyes y su esposa Patricia García de Reyes representan un ícono de solidaridad y entrega en los inicios de este Movimiento, al regalar un local de la casa que construyeron con sus ahorros de siete años. Este espacio que fue utilizado como la primera escuela de Fe y Alegría, en donde se atendieron a más de 100 alumnos. 

Fe y Alegría surge entonces, como fruto de la inquietud y visión de su fundador, la generosidad de un obrero y su esposa, la determinación de los universitarios, el compromiso comunitario y la colaboración de personas y organizaciones que apoyaron ante las adversidades para concretar esta obra que se centra en la educación como la mayor fuerza transformadora de las sociedades.

La expansión de Fe y Alegría es la respuesta ante situaciones de pobreza y marginación. La semilla del Movimiento se fue expandiendo por toda Latinoamérica con un solo deseo: hacer que los más pobres tengan una opción para superar su situación y procurar una sociedad más humana.

Fe y Alegría llega a Guatemala en 1976, coincidiendo con el terremoto devastador que evidenció las necesidades sociales del país, especialmente en las áreas marginales y rurales. En abril de ese año, las hermanas mercedarias Blanca Montalbo y Mercedes Rodríguez junto a los sacerdotes jesuitas Nicolás Alvarenga y Jorge Toruño, instalaron el primer centro educativo en un local prestado por la Parroquia franciscana Santa María Magdalena; ubicado en una de las áreas marginales de la ciudad denominada La Limonada, ubicada en la zona 1 de la Ciudad Capital.

Desde sus inicios, Fe y Alegría Guatemala estableció relaciones con el Estado guatemalteco, quien desde entonces ha sido un aliado estratégico que contribuye al sostenimiento de los centros educativos en la figura de convenios de subvención anuales.

“Fe y Alegría empieza donde termina el asfalto, donde no llega el agua potable, donde la ciudad pierde su nombre”

P. José María Vélaz, s.j.

1976

 Fundación de Fe y Alegría Guatemala.

1976-1982

Creación de los primeros cinco centros educativos.

1983

 Inicio de la educación en el área rural y educación bilingüe.

2001

Congreso Internacional de Fe y Alegría Guatemala

2003

 Se implementa el proyecto curricular de Fe y Alegría.  Inicio de la propuesta informática educativa.

2004

Inicio del proceso de Cogestión en cada centro educativo (Asociaciones Educativas de Padres y Madres de Familia).

2009

Reactivación de Fe y Alegría. Certificación de los Proyectos Educativos Institucionales –PEI- en 47 centros educativos. Formación sistemática a padres y madres de familia.

2010

 Proceso de Regionalización. Propuesta de Educación Técnica y en Tecnología. Definición del modelo educativo

2011

Implementación de la metodología didáctica PLENITUD. La implementación del plan nacional de Acción Pública.  Apertura de 3 centros educativos, reapertura de un centro educativo y ampliación de 12 secciones en los niveles de Básico y Diversificado.

2012

Surge la Política de Género, el Programa de Educación Técnica y la Sistematización de Educación Intercultural Bilingüe.

Consolidación del Programa Escuelas Saludables.  Subvención de Fe y Alegría integrada al Presupuesto Anual del Estado 2012. Consolidada la  Coordinadora Nacional de APAMCE.

2016

Aprobación de la Ley para la Subvención Educativa en Áreas Marginales y Rurales a través de la Fundación Educativa Fe y Alegría.  A este decreto le corresponde el número 5-2016. Con esta aprobación se garantiza la subvención a FyA y sus incrementos en base a la cobertura de matrícula.

2019

Firma del primer convenio de subvención económica del Programa de Alimentación Escolar según Decreto 16-2017.

©2022 Todos los derechos reservados