SÍGUENOS:


“Cambiaremos lo que sea necesario para sobrevivir sin tener que sacrificar nuestra cultura”, Gilbert Swaso, historiador de la cultura garífuna.

Fe y Alegría Honduras viene trabajando con los Garífunas hace cerca de 6 ó 7 años. Ha sido un trabajo escalado y cada vez más mancomunado. Tenemos el compromiso firme de seguir acompañando, atendiendo sus necesidades y cambiando, en la medida de lo posible, sus realidades.

Por: María Paula Arango Z, comunicaciones FiFyA con apoyo de Mirna Deras – comunicaciones FyA Honduras.

 

La comunidad Garífuna, es una etnia creada a partir de indígenas caribeños y africanos que escaparon de la esclavitud luego del naufragio de los barcos en los que los que los transportaban en 1635. Esta comunidad, llegó a Honduras hace más de 200 años.

 

Actualmente, la población global de los garífunas es de unos 600.000; la mayoría están en Honduras y Belice, aunque también se encuentran en partes de Guatemala y Nicaragua. (Tomado de https://www.bbc.com/mundo/vert-cul-46533873)

 

Según el historiador de la cultura garífuna, Gilbert Swaso: “Nunca fuimos esclavos, eso es un punto de orgullo para el pueblo garífuna”

 

Sin embargo, desde esa época ha sido un pueblo que ha luchado por su reconocimiento, sus derechos y sobretodo por mantener su cultura. “Cuando se nos impidió la entrada en las ciudades, creamos las nuestras. Cuando se nos discriminó en las escuelas, nos convertimos en profesores, abogados y doctores”, afirma Swaso. Resaltando además que, “nos acomodaremos y cambiaremos lo que sea necesario para sobrevivir sin tener que sacrificar nuestra cultura”.

 

Foto FyA Honduras – Comunidad Garífuna

Foto FyA Honduras – Comunidad Garífuna

Sin duda, un aspecto que se refleja hasta la actualidad en las costas caribeñas de Honduras. Fe y Alegría Honduras viene trabajando con los Garífunas hace cerca de 6 ó 7 años. En un principio, con acciones puntuales en 1 ó 2 comunidades; específicamente en temas educativos y con el tiempo, debido a la lucha constante de estas comunidades, FyA fue incursionando en el trabajo comunitario y de incidencia.

 

Hace 2 ó 3 años, FyA extendió su labor e inició un trabajo más intensivo con las 5 comunidades Garífunas de la Bahía de Tela. Este trabajo ha estado centrado en la formación docente y de estudiantes y en el acompañamiento comunitario en su espectro más amplio. (Jóvenes, mujeres, líderes políticos etc…)

 

Los Garífunas han sido históricamente marginados, perseguidos y abandonados por el Estado. La expansión de proyectos turísticos en sus territorios, sin una consulta previa (falta de reconocimiento por parte del Estado) y el crecimiento del monocultivo de Palma Africana, son hoy por hoy las dos grandes amenazas más evidentes para su cultura. Varios lideres y lideresas han sido asesinados y el mes pasado 4 dirigentes de las comunidades, incluyendo el Presidente del conglomerado (muy cercano a FyA) fueron secuestrados y hasta la fecha, no se sabe cuál es su paradero.

 

La seguridad alimentaria, el derecho a los servicios básicos, el despojo de tierras son una constante en estas comunidades. Y es aquí donde Fe y Alegría Honduras, ha cumplido una labor esencial.

 

Hasta antes de la aparición de la Covid19, los proyectos y planes trabajados conjuntamente iban muy bien pues había un ritmo de actividades tradicionalmente presenciales. Con el paso del tiempo y al ver la permanencia y gravedad de este virus se diseñaron unos elementos de capacitación con los docentes y las comunidades que permitió darle continuidad a el plan trazado a principios de 2020.

 

Como Fe y Alegría somos conscientes que debemos estar permanentemente con estas comunidades. Por eso seguimos trabajando en la educación con todas las escuelas, con los niños/as, en defensa de su cultura, a través del plan de educación cultural bilingüe; priorizando su lengua como la exponente más clara de su ancestralidad.

 

La coyuntura también nos exigió que promoviéramos la entrega de ayuda humanitaria y el apoyo en temas de bioseguridad a las comunidades.

 

Hemos realizado también actividades de capacitación y empoderamiento a los lideres de las comunidades. Y hemos entregado a los alumnos, debido a la falta y difícil acceso a las herramientas digitales, cuadernillos didácticos para que puedan tener los elementos de estudios necesarios y así poder continuar con su educación adecuadamente.

 

Seguimos teniendo presente el principio fundamental de Fe y Alegría donde la educación comienza donde termina el asfalto. Sin duda alguna en estas comunidades hace mucho terminó (el asfalto) y además de su vulnerabilidad el tema de su raza y sus orígenes acentúa su marginalidad; por lo tanto es necesario FyA este ahí para que atienda estas necesidades y cambie sus realidades.

 

Foto FyA Honduras – Comunidad Garífuna

©2020 Todos los derechos reservados