Síguenos:

Seleccionar País:

editorfya

21 septiembre 2022

No hay comentarios

“Estamos en alerta roja”


No hay clases y las escuelas se convirtieron en refugios para las familias afectadas por las inundaciones

 

Los ojos de la solidaridad y la oración están puestos sobre Honduras, sobre toda Centro América y el Caribe, las lluvias no paran y los ríos crecen sin parar.

 

El colíder de la iniciativa de Formación para el trabajo de Fe y Alegría, Óscar Cáceres informó que algunas escuelas se convirtieron en albergues para refugiados.

 

Unos ochenta mil pobladores están en riesgo de inundarse ante la crecida del Río Ulúa, en las inmediaciones de El Progreso.

 

No hay clases

 

Las autoridades de Honduras declararon la alerta roja, las clases fueron suspendidas. Todas las organizaciones del Estado y las organizaciones no gubernamentales están en coordinación para atender la emergencia.

 

Centros Técnicos de Fe y Alegría Honduras

 

La situación actual de nuestros centros educativos es distinta en cada sector. El Centro Loyola y el Centro Fernando Bandeira por los momentos están siendo habilitados para albergues de las familias de nuestros alumnos y ex – alumnos que están siendo evacuados de las diferentes comunidades.

 

También el Centro Loyola servirá de lugar de acopio y distribución de los insumos que se vayan necesitando en la atención a la emergencia.

 

Mientras que el Centro Nazaret de Urraco, está tomando medidas de emergencia para la movilización de todo el material y equipo a la parte alta de los edificios del Centro educativo, ya que el Centro se encuentra en una zona de riesgo inundable con clara situación inminente de avenida de agua ya que los bordos de contención fueron destruidos por las tormentas ETA e IOTA en el 2020.

 

Este Centro también estará siendo centro de albergue para las familias del personal, alumnos y ex alumnos con familias afectadas.

 

El profesor Óscar Cáceres narra la situación que se vive en Honduras por las inundaciones.

©2022 Todos los derechos reservados