Síguenos:

Seleccionar País:

Federación InternacionalArgentinaBoliviaBrasilChadChileColombiaEcuadorEspañaEl SalvadorGuatemalaHaitiHondurasItaliaNicaraguaPanamáParaguayPerúRepública DominicanaUruguayVenezuela

erikabriceno

16 noviembre 2022

No hay comentarios

Formación para docentes: Ser sostenible, ecología para el mundo del trabajo

María Médez | Iniciativa de Formación para el Trabajo – Venezuela


En noviembre de 2022 se dio apertura a la formación del curso Ser Sostenible, que se dictará a docentes desde la plataforma Moodle de la Iniciativa Federativa de Formación para el Trabajo de Fe y Alegría.

 

El curso Ser Sostenible está dirigido a desarrollar rasgos de sensibilización ambiental, gestión sostenible, responsabilidad y acción para el cambio. La idea es promover nuevas formas de comportamiento que permita reducir el impacto de las acciones que se desarrollan sobre el medio ambiente a partir de prácticas sociolaborales alternativas que construyan a construcción de una sociedad cada vez más justa, inclusiva y sostenible.

 

El acto inaugural se hizo de forma virtual a través de la plataforma de Zoom, teniendo como tema central la conferencia de Nicolás Dorronsoro y la participación de más de 180 docentes de diferentes países: Colombia, Ecuador, España, Perú, Chile, Uruguay, Paraguay, Argentina, Venezuela, Republica Dominicana, Honduras, Salvador, Nicaragua, Guatemala, Bolivia y Panamá.

 

La actividad inició con las palabras de Oscar Cáceres, colíder de la Iniciativa, quien dio la bienvenida a todos/as los presentes y destacó que la formación busca dar respuestas al plan operativo de la Iniciativa, así como también a las Preferencias Apostólicas Universales, en especial al cuidado de nuestra casa común.

 

Por su parte, el invitado especial, Nicolás Dorronsoro, docente y homólogo de la Red AUSJAL, experto en medioambiente y sostenibilidad, desarrolló el tema de sensibilización “Crisis Civilizatoria: la fragilidad de la vida y el impacto en nuestros actos”. Comenzó con una dinámica preguntándole a la audiencia qué es la naturaleza. Al socializar la definición todos coincidieron en términos comunes como por ejemplo que la naturaleza es vida, y nosotros somos vida. Luego hizo un cuestionamiento, si eso es así por qué no hemos cuidado nuestra vida.

 

Dorronsoro presentó datos estadísticos y acontecimientos que demuestran como la acción de humanos, con mayor o menor grado, es responsables del deteriorado de los hoy llamamos vida. Invitó a estar consciente de la fragilidad de la vida para poder comenzar a hacer cambios en ella.

 

Asimismo, insistió en que, formamos parte de una civilización capitalista que ha dado origen a enormes desarrollos tecnológicos, actividades comerciales de grandes intercambios internacionales y de importantes vías de transporte, donde todo esto descansa en una fuente de energía, la fósil y lamentablemente no se ha hecho consciencia de las consecuencias, como lo es, el calentamiento global. El cambio climático es producto de la acción humana. Para estabilizar el clima hay que hacer algo con la emisión de gases de efecto invernadero, tenemos que estar consciente de que vivimos en un espacio finito, con límites. Los científicos hoy hablan de “Cambio Climático por emisión de gases de efecto invernadero”, estos son términos inequívocos.

 

Tenemos un desafío cognitivo, estamos como la metáfora de la rana en el agua, nos hemos acostumbrado a estar en el agua caliente, son cambios tan imperceptibles que no nos damos cuenta de lo que está ocurriendo. Aunque la comunidad internacional reconoce que tenemos un problema, las soluciones a las mismas no resuelven la situación. En el mundo hay un porcentaje de países que tiene poca responsabilidad de la emisión de gases efectos invernadero, y otros con mayor responsabilidad. En la COP 26, acordaron reducir los gases de efecto invernadero, pero nunca hablaron de eliminarlos. En la COP 27, que se celebra en Egipto 2022, se están discutiendo cómo indemnizar a los países más pobres de lo que están haciendo los países más ricos. Mientas los políticos le dan tregua al tiempo, los científicos dicen que no hay tiempo, hay que actuar con más rapidez.

 

Para Nicolás, es oportuno y de gran importancia que los/las educadores/as de Fe y Alegría se involucren en acciones para crear mayor conciencia sobre la situación, para comprender lo que ocurre y desarrollar acciones que apunten a comprender la fragilidad de los ecosistemas desde el desarrollo de capacidades éticas de la ciudadanía. Cierra su ponencia con la frase de David Attenborough, “Que momento tan apasionante para ser un ser humano”, lo que ocurra o deje de ocurrir puede estar, en parte, en nuestras manos.

 

Luego de la ponencia de Nicolás Dorronsoro  se les presentó a los y las docentes la estructura de curso, sus tres módulos y las dinámicas de trabajo a desarrollar tanto sincrónicas con otras conferencias y asincrónicas en el aula virtual y en el trabajo desde las comunidades de aprendizaje.

 

La invitación de parte de la Iniciativa de Formación para el Trabajo de Fe y Alegría y ratificada por el ponente, es ayudar a desarrollar una ciudadanía sensible y consciente al cuidado del medioambiente, que sus acciones ayuden a reducir el impacto en el deterioro de los ecosistemas proponiendo practicas sociales y laborales alternativas, guerreando espacios de diálogos, y reflexión con diferentes actores para el cuidado de la vida y el medioambiente.

©2022 Todos los derechos reservados