SÍGUENOS:


Yo cuido mi escuela

Desde que inició la cuarentena y el gobierno venezolano dio a conocer los primeros casos de Covid-19 en el país, las escuelas quedaron solas. Los docentes se las ingeniaron para finalizar el año escolar atendiendo a los niños y adolescentes vía remota. Sin embargo, a lo que no han podido dar respuesta es a los asaltos de los amigos de lo ajeno.

Por: Willmary Carmona – comunciaciones Fe y Alegría Venezuela

 

Las escuelas quedaron solas. Los salones quedaron vacíos y el ruido a la hora del receso ya no retumba en las paredes de las escuelas de Fe y Alegría. Los docentes se las ingeniaron para finalizar el año escolar atendiendo a los niños y adolescentes vía remota.

 

Sin embargo, a lo que no han podido dar respuesta es a los asaltos de los amigos de lo ajeno, quienes han aprovechado la soledad en las aulas de clases para desvalijar a las instituciones.

 

Las escuelas de Fe y Alegría al oriente de Venezuela han sido las más golpeadas. Al menos 7 escuelas han sido robadas desde el mes de mayo.

 

Por esta situación el Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA) y el Programa Escuelas lanzaron la campaña Yo Cuido Mi Escuela. Son 5 micros que circulan a través de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría para hacer un llamado no solo a las autoridades sino también a las comunidades para ayudar a cuidar las escuelas durante la pandemia.

 

Esta campaña ya ha dado resultados. Recientemente robaron un colegio en El Tigre, estado Anzoátegui, gracias al apoyo de la comunidad y de las autoridades se logró recuperar lo que se habían robado.

 

Las escuelas son parte de la comunidad, y es nuestra responsabilidad cuidar de ella entre todos para que volvamos a contar con nuestras instituciones cuando podamos volver, por eso: Yo Cuido mi Escuela.

 

Foto Escuela Fe y Alegría Venezuela

©2020 Todos los derechos reservados