Síguenos:

Seleccionar País:

Federación InternacionalArgentinaBoliviaBrasilChadChileColombiaEcuadorEspañaEl SalvadorGuatemalaHaitiHondurasItaliaNicaraguaPanamáParaguayPerúRepública DominicanaUruguayVenezuela

erika

28 septiembre 2022

No hay comentarios

Una mirada global a las migraciones climáticas y el cuidado de la casa común

Marielys Briceño

Ecología Integral y Panamazonía


El pasado 21 de septiembre se llevó a cabo el primer conversatorio sobre migraciones climáticas y cuidado de la Casa Común. Este fue el primero de tres diálogos para abordar la interrelación entre la migración y el cambio climático.

 

Con estos diálogos, nos proponemos provocar un debate sobre un tema actual que vincula cambios climáticos, con desplazamiento y el cuidado de la casa común, que, como obras de la Compañía de Jesús, estamos llamados a acompañar y asumir desde un papel más activo.

 

Contamos con Mohamed Osman, de la Red de Naciones Unidas sobre Migración, nos habló del trabajo que realiza la red por el desarrollo de normas y acuerdos para gestionar la migración internacional, haciendo un gran esfuerzo por establecer relación con los organismos y las empresas para avanzar en el ejercicio de gobernanza. Enfatizó que el cambio climático puede obligar realmente a las personas a cambiar de residencia. Ellos están enfocados en el trabajo de la red desde diferentes marcos y otros sentidos de visión política que pueden ayudar a enfocar el trabajo de muchas organizaciones.

 

Patricia Spadaro, de Cáritas Francia, confirmó la importancia de construir una agenda global en red, y llamó la atención de la importancia de construir corredores de migratorios climáticos seguros y la importancia de reconocer que, en gran medida, los cambios climáticos son generados por el ser humano, quienes con su actuación llevan implícitas acciones por la apropiación de los recursos territoriales. Patricia reconoce las dificultades de prever protección a nivel glocal, ya que muchos eventos no son previsibles.

 

Louie Bacomo, del JRS Asia Pacífico, llamó la atención de aportar con cambios en nuestros hábitos de vida, tornar nuestras vidas más simples, por ejemplo, tomar duchas más breves. Por otro lado, advierte de las implicaciones en cuanto al aumento de la vulnerabilidad asociada a los desplazamientos, por ejemplo. En cuanto a aumento de la trata de personas y la explotación sexual o la superposición de otros desastres en los corredores inseguros de desplazamiento, como un caso en Filipinas, donde un área de refugio sufrió una inundación.

 

Por su parte, Suzana Borrás Pentinat, del Centro de Estudios de Derecho Ambiental de Tarragona – URV España, nos citó una cantidad de casos en los cuales se ha realizado justicia. Cuestionó la definición de migraciones climáticas elaborada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), por considerarla neutral. No reconoce la existencia de una lógica perversa que existe en el fondo y que gira en torno a un modelo expansionista, extractivista para la acumulación en manos de unos pocos, ni tampoco reconoce las intercionalidades de las migraciones. Un elemento destacado ha sido la visa humanitaria que emite Argentina a los desplazados de Guatemala por causa de catástrofes naturales, o la decisión del comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra Nueva Zelanda de no devolución de una familia de Kiribati que alegaba tener en riesgo su vida si los devolvían a su lugar de partida, donde la crisis climática no les permitía una vida activa.

 

Al final, todos concordaron en la importancia de reconocer que el cambio climático puede obligar realmente a las personas a cambiar de residencia; la importancia de usar la categoría correcta, la categoría migraciones climáticas solo las restringe a aquellas producidas por el cambio climático, es más apropiado el uso de una categoría más amplia, como migraciones ambientales. Por otro lado, los participantes consideran que es un riesgo entrar a discutir y negociar los supuestos de condición de refugio establecidos en la constitución del 51 sobre refugiados, las migraciones ambientales no entran en esos supuestos. Otros aspectos comunes, es que ven la importancia de impulsar el cumplimiento del Pacto Global, así como de relacionarnos, expertos en climas y en migración, para dialogar estos dos mundos y justamente avanzar en el respeto de los derechos de las personas.

Tres encuentros entorno a migraciones, cambios climáticos y cuido de la casa común

Esta serie de diálogos han sido organizados por la Red Jesuita con Migrantes de Latinoamérica y el Caribe (RJM-LAC), el Grupo de Ecología Integral de la Red de Centros Sociales y la Federación Internacional de Fe y Alegría; así como el Observatorio de Justicia Socioambiental Luciano Mendes de Almeida, la Cátedra Laudato Si de la Universidad Católica de Pernambuco y el Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados de Brasil, con el apoyo de Hispanics in Philanthropy.

©2022 Todos los derechos reservados